Posteado por: elcampanazo | junio 13, 2007

Una silla azul por favor… (o de cualquier color)


foto-silla.jpg

 

Jairo Quique Gómez

jquiqueg@gmail.com

 

 

Las sillas azules en el transporte son preferenciales. ¿Qué quiere decir “preferenciales”? Pues en el caso de Trans Milenio, las puertas en los vagones especifica: Personas con niños, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y adultos mayores.

Así las cosas, el color diferente de la silla, OBLIGA a los usuarios que estén sentados en sillas azules, a cederla cuando una mujer embarazada, alguien con bebé en brazos o un adulto mayor se suben a los articulados.

Pero, ¿Qué pasa si las seis u ocho sillas azules ya están copadas con la “población preferencial”, y al bus siguen subiendo mujeres embarazadas o bebés en brazos?…

Me subo a un articulado lleno, con mi bebé de cuatro meses. Las sillas azules están copadas con una señora embarazada, otro bebé en brazos y el resto, con señoras adultas mayores. En mi brazo izquierdo, mi bebé y con el otro, aferrado a un pasa-manos conteniendo nuestro peso en cada frenada. Y claro, como las otras 40 sillas son rojas (no azules), pues ¡Matanga! Paradito desde la estación Av. 39 hasta la Jiménez. Y mientras me fijaba en las miradas indiferentes y en los silencios incómodos, tuve tiempo para pensar en este artículo, motivado además por el riesgo para un bebé llevado en brazos por una persona que viaje de pie en un TransMilenio, lleno como a veces suele ir, a altas velocidades y con frenadas tan ordinarias.

Al parecer en muchos casos (puesto que no siempre ocurre) la solidaridad y la cultura ciudadana se acaban con el número de sillas azules que tenga el bus. Entonces, lo que en principio es la política de beneficios para determinada población (respecto a la infraestructura y diseño de buses y estaciones, en este caso) termina por convertirse en un atentado contra el sentido común.

La propuesta es sencilla: Conciencia y solidaridad. Pero sobretodo, sentido común… Si usted presencia en casa un conato de fuego que podría convertirse en un incendio, no esperará a que lleguen los bomberos a apagar toda la cuadra. Determinadas personas no necesitan una silla porque sea azul o roja. Simplemente la necesitan… Es cuestión de sentido común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: