Posteado por: elcampanazo | febrero 13, 2008

UN BALANCE DE LUCHO Y LO QUE SE ESPERA DE SAMUEL


J. Quique

Sería fácil consultar en cartillas institucionales o en las páginas web, las cifras que saca a relucir la administración de Lucho Garzón para quedar bien a la salida del Palacio Liévano. Pero más que cifras en plata y población atendida hablemos del papel de Lucho, el Polo Democrático Alternativo y la izquierda en estos últimos tres años y lo que significaron en la posterior elección de Samuel Moreno como alcalde para el periodo 2008 – 2011.

Creo que la ciudadanía que votó por Lucho Garzón, lo hizo motivada por los buenos resultados electorales que le dejó la campaña presidencial de 2002; para ver qué pasaría si aquello que proponía como candidato presidencial, lo aplicaba en Bogotá. Por otra parte jugó un papel importante la población que lleva años y años esperando que la izquierda gobierne en Colombia. El sueño se ha aplazado varia veces gracias a las balas que cegaron la vida de Pardo Leal, Jaramillo y Pizarro, entre otros. Entonces, empezar por la alcaldía de Bogotá es una luz y genera expectativas de lo que pueda lograr Lucho en el 2010 en la contienda presidencial.

20051012-luchogarzon.jpg

Ya en la alcaldía, Garzón tuvo que aprender a pilotear un avión en el que nunca se había montado. De hecho es un avión que no le gustaba y lo “atacaba” en su época de sindicalista.

Muchas de sus decisiones generaron división entre el Polo. Tuvo que pagar favores políticos como la adhesión de los liberales a su campaña y repartir puestos para que todo el que lo apoyó en las altas esferas, se sintiera con los favores pagos. Eso también es politiquería y con el paso de los años la izquierda se viene pareciendo a los partidos tradicionales cuando de época electoral se trata.

Pero en general Garzón tuvo claro que había una población en situación de pobreza y miseria que había que atender. Cumplió, solo que con mucho asistencialismo. Es decir, regalo los peces pero se quedo corto en enseñar a pescar.

Lo que hizo en educación es admirable; con nosotros, los medios comunitarios y alternativos, también hubo inclusión y visibilización. Se redujo la pobreza. Pero sobretodo los sectores populares de la ciudad encontraron una administración atenta, escuchando a la ciudadanía y con propuestas que fueron mitigando el hambre, el analfabetismo, la discriminación y otros aspectos que una ciudad oculta vivían en las administraciones del puro bolardo y la pura cultura ciudadana.

A lucho le faltaron cosas por concretar, y al parecer, sale rajado en el aspecto de la malla vial. Políticamente jugó un papel importante al tomar postura por el acuerdo humanitario, y sobretodo aún con sus fallas, fue su gestión lo que impulsó a Samuel Moreno a la alcaldía. Y con muchos más votos de los que conquistó él.

Las localidades o barrios más beneficiados con sus programas o proyectos, respondieron con votos por la continuidad de más cupos educativos, más comedores comunitarios, más espacios de participación y también influyó, eso sí, la vaca-loca del metro para Bogotá tan cacareado en campaña y que, a mi criterio, arrastró opinión y votos del ego urbano que no aguantan que los paisas tengan metro y los rolos no.

Le sumaron votos a Samuel la población LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexual y Trans género) que se sintieron recogid@s en la creación de la política pública que impulsó Lucho.

 

samylucho400.jpg

A Moreno le quedan varias tareas que Lucho no hizo o dejó a medias, resolver la medio bobadita del metro[1] e impulsar nuevas ideas que se materialicen en miras a seguir reduciendo la pobreza, promoviendo la participación y sobretodo, logrando que la ciudadanía se apropie de los procesos que estas administraciones les deje, pues de lo contrario, volverán las administraciones del ladrillo y el cemento y recortarán los presupuestos de la salud y educación.

Ahora sí, unas cifras comparativas entre Bogotá y La Nación que muestran porcentajes de inversión (En el foro Bogotá 2038). Ahí les va…

· Servicio de la deuda en Bogotá 10%, en la Nación 35%

· Inversión social en Bogotá 78%, en la Nación 17%

· Cobertura en educación en Bogotá 94.4%, en la Nación 86.3%

· Acueducto en la ciudad 99.4%, en la Nación 73.3%

· La indigencia bajó a un 3.4%. En la Nación está por el 12.4%


[1] Opino que en lugar de pensar en líneas del metro para la ciudad (EJ. Séptima, Av. Boyacá o 68), se debería pensar en un metro regional. Que mejoren Trans Milenio para Bogotá y que haya un sistema de metro que atraviese Bogotá, pero que comunique a los municipios de la Sabana de Bogotá. En Europa, se puede viajar en metro de París a Londres en dos horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: