Posteado por: elcampanazo | marzo 25, 2009

CUERPO Y ESPACIO


Maria Alarcón
Colectivo TAIYARI

 

Cuando hablamos de espacio consideramos que el espacio nos fue dado como un lugar, como un escenario para la acción, y no nos posibilita hacernos preguntas y menos preguntas políticas; indiferentemente al sexo de los individuos que lo ocupan, lo transitan o lo habitan, es el espacio el que legitima las acciones que se dan en él, sobre todo si es un espacio público, pues allí es donde se pretende ser iguales. Sin embargo es también en este espacio donde los individuos ponen en acción su poder, las distintas formas de segregación y de exclusión que se viven.
Desde el momento en que los espacios rurales se fueron transformando y dando paso a espacios más complejos conocidos como ciudades, la sociedad empezó a construir en sus imaginarios, lugares para cada acción, tanto así que se dio a la tarea de distinguir entre el espacio público y el espacio privado, dejando a la mujer la exclusividad del espacio privado. En esta nueva sociedad urbanizada, se construirá la categoría de vida cotidiana, y es en esta categoría, que la mujer empezará a ser nombrada, es decir será lo cotidiano el espacio de lo doméstico, de lo privado, donde la mujer exprese su sentir.
Para hacer más ordenada la vida, a cada espacio se le darán límites, fronteras, control, normas, que serán impuestas a los cuerpos.
Cada lugar/ espacio, fue dividido y los sujetos que habitan en ellos también, se constituyen como hombres o mujeres, en las acciones, según el espacio que ocupen (la mujer por estar en el espacio privado se sustrae de las decisiones políticas, o la sustraen). El espacio exigió un tipo de vida, ya sea el familiar, el escolar, el de la fábrica/ oficina. Cada espacio fue expresando sus acciones y con ellas su poder, ejecutado por los individuos que lo habitan.
Si definimos la ciudad como un espacio, podemos afirmar que es allí donde se conjugan múltiples intereses que se entrelazan; el espacio público con el privado, dando como resultado el espacio social, entendiendo este como el lugar donde asumimos roles y expresamos nuestros imaginarios. Nos damos cuenta que si bien es cierto que las mujeres podemos transitar por la ciudad, ir de un lugar a otro, que la segregación espacial es mínima, no lo es así la segregación social.
Vale decir entonces que la sociedad no sólo determina lo que hacemos sino lo que somos y la ciudad escenario por excelencia de la sociedad, nos envuelve en la dinámica de la búsqueda de identidad, nos lleva a deshabitarnos, pues la ciudad es de todos de y nadie.
En el espacio social, la vida social se desarrolla y se convierte en vida cotidiana, en este sentido la mujer accede al espacio público (donde se toman decisiones) desde su cotidianidad, es decir desempeñando oficios, que convierten a la mujer en obrera, asalariada o empleada.
Esta oferta de mundo publico que ya tenia construidos los lugares, los ritmos, hasta la misma vida cotidiana ya estaba construida, le imponen a la mujer unos ritmos, unas travesías que no le permiten vivir la ciudad, la mujer no es en el espacio, pues la ciudad no le permite cercanías entre sus ritmos y las escalas de su vida cotidiana.
Ese cuerpo de mujer en su devenir requiere de un espacio de existencia, que le da su marca y al mismo tiempo, que le permita construir historia, pero si la ciudad se constituye como un no lugar, ¿Donde carajos vamos a construir historia?
 
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Yori Carlos Mario: Topofilia o la dimensión poética del habitar, centro editorial javeriano 1999.
Delgado Mahecha Ovidio, debates sobre el espacio en la geografía contemporánea, Universidad Nacional, Bogota 2003.

Giraldo Fabio – Fernando Virviescas, compiladores pensar la ciudad, TM editores 1996

Santos Milton: la naturaleza del espacio, técnica y tiempo, razón y emoción, Ariel Geografía.

Sábate Martinez Ana, Rodríguez Juana Maria, Díaz Maria Ángela, Mujeres, espacio y sociedad, hacia una geografía de genero, ediciones síntesis, Madrid 2000.

Estebanez Álvarez José, la dimensión espacial en el estudio de la ciudad.
Revista electrónica de geografía

Anuncios

Responses

  1. ehhh es cierto que a la mujer se le ha arrebatado todo este todo es la libertad la vida , la igualdad y ahora el espacio , el espacio que fue cohartado por los hombres.
    manuela


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: